20 aniversario de la Sprinter

Joan Garriga


4 votos

20 años de un mito
Han pasado 20 años desde que la primera generación de la Sprinter saliera de la planta de Düsseldorf

Hace ya 20 años que la primera generación de la Sprinter apareció en nuestras carreteras. Fue en la primavera de 1995 cuando la primera unidad de esta afamada furgoneta salió de la fábrica de Mercedes-Benz en Dusseldorf. 

La Sprinter ha sido siempre una de las referencias del mercado de furgonetas de 3,5 toneladas de M.M.A.. Cada nueva versión ha superado a su predecesora, y su éxito en ventas ha sido tal que desde el inicio de su comercialización ya se han vendido más de 2,8 millones de unidades en más de 130 países, siendo el año pasado su mejor año con un record de ventas de 186.000 unidades.

Por su veinte aniversario, vamos a realizar un análisis de las principales innovaciones que le han llevado a lo más alto en su segmento.

Con la llegada de la Sprinter, Mercedes-Benz jubilaba el modelo T1.

Su aparición en 1995

Ya hemos mencionado que este modelo nació en Dusseldorf en 1995. Los responsables de Mercedes-Benz jubilaban con la Sprinter el modelo T1, que si bien conseguía una buena cuota de mercado, se había quedado un poco desfasada para los tiempos que corrían. Y no se equivocaron. Desde el primer día la Sprinter revolucionó el mercado desde todos los aspectos, comenzando por su nombre. Hasta entonces, todos los vehículos industriales de Mercedes Benz se estaban comercializaban bajo una simple combinación de letras y cifras. Ahora, se iba a usar un nombre propio.

En poco tiempo consiguió el liderato de su segmento por razones obvias. En primer lugar, por su atractivo diseño exterior, con un capó corto y unas líneas modernas e intemporales. En segundo lugar, la gran amplitud de su cabina, que le convertía en toda una referencia en la comodidad para el desarrollo del trabajo del profesional. En tercer lugar, la gran variedad de motores que ofrecía, entre ellos un motor turbodiésel de inyección directa de 122 caballos de potencia y que ofrecía unos muy bajos consumos para aquella época. Este motor transmitía la fuerza a las ruedas a través de un cambio manual de cinco velocidades, y poco después se le añadía opcionalmente un cambio automático de cuatro velocidades con convertidor. Y en cuarto lugar, nos encontramos en que ofrecía tres distancias entre ejes, dos alturas de techo y dos clases de peso.

El modelo anterior al Mercedes Sprinter contaba con un habitáculo de menor confort.

La actualización del año 2000

A inicios del año 2000 la Sprinter se rediseña y se le añaden mejoras en el equipamiento. Los principales cambios que se producen en su estética atañen al capó, que se prolonga hacia abajo. Además, se le añaden nuevos faros y un faldón delantero con dos peldaños. Pero lo que más llama poderosamente la atención es la nueva ubicación de la estrella corporativa, que ahora sobresale del capó dándole una estética muy futurista. En los modelos anteriores la estrella de tres puntas flotaba en medio de la rejilla. 

El Sprinter de MB se ha convertido en una referencia para el ámbito de las 3,5 toneladas

A parte de estos cambios estéticos, en materia de seguridad pasiva se añaden de serie el airbag del conductor y todos los asientos pasaban a tener cinturones de seguridad con tres puntos de anclaje. 

También los motores iban ser sustituidos, para deleite del profesional. Así, la Sprinter estrenaba motores diésel CDI con cuatro y cinco cilindros, que cubrían una gama de potencia  que iban desde los 82 CV hasta los 156 caballos de máxima potencia. La gran novedad de estos propulsores es que incorporaban por primera vez la inyección directa common rail y la técnica de cuatro válvulas por cilindro. 

En el año 2000 incorporan por primera vez la inyección directa common rail y la técnica de cuatro válvulas por cilindro.

El desembarco norteamericano de 2001

El desembarco en Norteamérica tuvo lugar en 2001 bajo el nombre de Freightliner Sprinter en Estados Unidos. Las unidades vendidas al resto de América del Norte fueron comercializadas como Mercedes hasta 2004, en que recibieron la marca Dodge Sprinter. Muchas de estas unidades fueron importadas desde Argentina, ya que Mercedes-Benz posee una fabrica ahí que actualmente sigue produciendo Sprinters. 

En 2002 la Sprinter equipa ESP® de serie

En el año 2002 se renueva la Sprinter ligeramente. El cambio más importante se refiere a la introducción del programa electrónico de estabilidad ESP de serie en todas las versiones de la combi hasta 3,5 toneladas. Asimismo, se aumenta la potencia del servofreno.

La renovación completa de la Sprinter en 2006
La fiabilidad y sus altas prestaciones han dado al Sprinter de Mercedes un gran prestigio entre los usuarios.

Hasta 2006, la Sprinter llevaba más de 1,3 millones de unidades vendidas y era líder del mercado europeo en su categoría. A pesar de este éxito, los responsables de Mercedes Benz decidieron renovarla completamente en busca de una mayor practicidad.

De este modo, externamente, se le confiere unas líneas más armoniosas y dinámicas. También se le añaden faros de bixenón como opción, luz para curvas, sensor de lluvia y luminosidad y el sistema KEYLESS ENTRY & SLIDE, una gran novedad porque permitía desbloquear las puertas y abrir la puerta corrediza eléctrica del compartimento de carga sin necesidad de tener la llave en la mano.

Como novedad en cuanto a motorización, estrenaba un diésel de cuatro cilindros y 2,15 litros de cilindrada con inyección directa CDI y turbocompresor, y potencias de 88 CV y 150 CV.

En 2009 se añaden motores de cuatro cilindros y cambio manual de seis velocidades ECO Gear
En 2009 los de la estrella añaden a la Sprinter ESP con función de estabilización de remolque.

2009 se caracteriza por la inclusión de nuevos motores de cuatro cilindros denominados OM 651, que contaban con 2,15 litros de cilindrada y potencias de 95 CV, 120 CV y 163 CV. También estrenaba nuevo cambio manual de seis velocidades ECO Gear. 

Las otras novedades que traía eran el ESP® con función de estabilización de remolque, la luz de freno adaptativa y, como opción, espejos gran angular calefactados en los retrovisores exteriores.

ADAPTIVE ESP® con nuevas funciones y nuevo cambio automático en 2012

En 2012 aparece la nueva versión de la Sprinter, cuya novedad era el ADAPTIVE ESP®. De esta forma, se convirtió en la primera furgoneta del mundo disponible en las versiones con carrocería cerrada con un cambio automático de siete velocidades con convertidor de par.

4 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...

publicidad

Suscribirse al Boletín de noticias
Email:

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad