Al volante del MB Arocs

Joan Garriga


9 votos

Todoterreno XXL
Mercedes Benz presenta su gama de obras Arocs Euro 6

Compartimos una mañana en una cantera al volante de diversas variantes de la serie de camiones dedicados a la construcción Mercedes Benz Arocs, para hacernos algo más de una idea aproximada de la tecnología que incorporan estos camiones para facilitar el trabajo en un ambiente tan exigente. La eficiencia y la seguridad son las grandes beneficiadas.

Parece que tras el continuado incremento en ventas de vehículos industriales del mercado español la animación en las matriculaciones se va extendiendo incluso a los segmentos más afectados por la crisis, como es el caso de los camiones dedicados a la construcción. Por ello ahora desde la organización de Mercedes Benz en España se actúa presentando a los clientes las ventajas de su gama pesada Arocs, especializada en tareas ligadas al segmento de la construcción. 

La tractora Arocs en versión 4X4 puede sacarnos de auténticos atolladeros con 40 toneladas de peso total.

Variada oferta

Como coresponde a un camión cuyo uso fundamental está enfocado hacia el sector de la construcción el Mercedes Benz Arocs debe por un lado ser capaz de trabajar sobre terrenos en condiciones realmente dificultosas, además de ser capaz de adaptarse a trabajos que abarcan desde la distribución de materiales de todo tipo hasta otros tan específicos como el de dumper offroad, camión hormigonera, etc. 

Esto además puede requerir versiones como camión tractora o chasis rígido de dos, tres y hasta cuatro ejes, en algunas configuraciones entre las cuales son tan comunes la normal 4X2 como las 4X4 y 6X4, sea contando con la arquitectura tradicional donde cada eje motriz dispone de un diferencia o bien en versión HAD (Hydraulic Auxiliary Drive) donde la tracción de un eje  se considera un elemento auxiliar para su uso en zonas complicadas a baja velocidad y se consigue a base de un circuito hidráulico que se acciona con una toma de fuerza y unos motores electrohidráulicos situados en los cubos de rueda y por tanto sin que se necesite un diferencial en dicho eje para obtener tracción mediante el sistema HAD. La gama de chasis Arocs también comprende versiones rígidas 8x4, 8x6 y 8x8, que cubrirán las necesidades desde una hormigonera de 32 toneladas de mma, en una versión de bajo peso en vacío de la serie Loader, hasta las de un dumper extrareforzado con capacidad todoterreno y un peso técnico admisible fuera de carretera superior a las 40 toneladas. 

Los chasis Grounder son los más reforzados para los dumpers extraviales como este 6X6.

Motores Bluetech 6

Para asegurarse que nadie se quede sin encontrar un Arocs adecuado a las necesidades de su trabajo lo cierto es que en Mercedes Benz no dudan en dar lo máximo. Así la serie dispone de 22 variantes de cabina a elegir, los chasis ya citados y además de otras opciones mecánicas obliga al profesional del transporte a elegir entre un total de 16 niveles de potencia que se obtienen la combinar los diversos bloques con arquitectura de seis cilindros en línea de la serie OM disponibles con las cilindradas de 7,7 litros (desde 238 CV hasta 354 CV de potencia máxima), 10,7 litros (desde 326 CV hasta 428 CV de potencia máxima), 12,8 litros (desde 421 CV hasta 510 CV de potencia máxima) y como colofón a las mecánicas Bluetec 6 del Mercedes Benz Arocs tenemos el contundente bloque de 15,6 litros (desde 517 CV hasta los 625 CV de potencia máxima). Aunque la variedad puede parecer incluso excesiva a priori lo cierto es que en el 90 por ciento de casos en que pensemos en un camión dedicado a tareas de construcción, las más habituales hormigonera y volquete en chasis de tres y cuatro ejes, estaremos hablando de un camión pesado de entre 26 y 32 toneladas si hablamos de rígidos y de 40 toneladas si lo es en configuración de trailer articulado. Por tanto lo más habitual será montar una mecánica en el segmento próximo a los 450 CV, donde se mueve la oferta del bloque 10,7 litros, el OM 470 que junto a un chasis de la serie Loader ofrece la máxima carga útil, o bien para lo usos más exigentes, montando un chasis reforzado Grounder, podemos elegir una versión del motor OM 471 donde el par motor disponible y la capacidad de frenado son mayores. 

Turboembrague Voith

Junto a la tracción auxiliar HAD, la nueva versión de la caja de cambios automatizada Powershift 3 que incluso en modo automático nos permite reducir velocidades de dos en dos, el mayor aporte tecnológico tras una mañana al volante de varias versiones del camión de obras Arocs nos pareció el turboembrague-retarder de Voith que está disponible como opción. Esto es un elemento que técnicamente podemos definirlo como algo a medio camino entre un convertidor de par o caja de cambios automática tradicional y un retardados hidráulico. Esto es un retardador que funciona a cualquier velocidad, que permite hacer maniobras delicadas sin dañar la transmisión aún trabajando a carga máxima. Sin embargo lo más sorprendente es que este tipo de retarder también funciona marcha atrás y por tanto podemos utilizar en los descenso a plena carga la marcha atrás como freno. Así, bajando hacia delante pero con la marcha atrás engranada, vamos dando gas hasta que el camión baje todo lo lento que requerimos. Ello va contra todos nuestros instintos como conductores, pero lo cierto es que resulta eficaz, seguro y nos dicen que no daña la mecánica. Realmente sorprendente y todo un paso más allá en la aportación de seguridad para quienes trabajen en los terrenos más escarpados.

La serie Arocs comprende motores desde 238 CV hasta 625 CV de potencia máxima.

9 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...

publicidad

Suscribirse al Boletín de noticias
Email:

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad